El Lugar del Descanso...
El Lugar del Descanso...

DORMIR BIEN... ES VIVIR MEJOR

Un equipo de descanso se compone de:

Colchones

Bloque o Núcleo: Es la parte clave del colchón y la responsable de determinar el nivel de firmeza del mismo según sus características. Puede ser de diferentes tipos de muelles o de otras tecnologías como látex, viscoelástico o espumas de alta densidad.

Capas acolchadas: Son las primeras capas que están en contacto con el cuerpo. Acogen y proporcionan la suavidad y el confort en la primera toma de contacto y normalmente se componen de combinaciones de fibras, espumas de poliéster, látex o viscoelásticas. Entre las capas acolchadas y el núcleo se encuentran los separadores y los amortiguadores.

Bases

Formadas por una estructura soporte con elementos elásticos en mayor o menor grado. La base es la estructura de apoyo del colchón, pero no es únicamente un soporte para el mismo, sino que es algo más que eso, dado que por sí misma constituye un elemento que por sus características determina y modifica el nivel de firmeza y confort del conjunto. Puede ser con espacio para almacenar (arcones o canapés abatibles, rígidos o multiláminas, en madera o tapizados) o sin espacio para almacenar (canapés o bases tapizadas). Dentro de este último grupo estarían además los somieres, metálicos o de madera, tanto articulados como fijos.

Almohadas

Su función es la de conseguir llenar el hueco que se crea entre la cabeza y el tronco y hacer que la columna se mantenga en una posición correcta y que no se ocasione ningún perjuicio en las vértebras. Las almohadas se componen de:

Núcleo: Es la parte clave de la almohada y es responsable de determinar la firmeza y la altura de la misma.

Funda interior: Parte que recubre el núcleo o relleno de la almohada.

Funda exterior: Parte externa de la almohada, desenfundable y que permite una mayor higiene de la misma.

Valor del Equipo

Es importante adquirir sólo productos de probada calidad y que estén fabricados con materiales de garantía. El mejor valor de una compra no es necesariamente el precio más bajo. Es una inversión en descanso, en calidad de vida.

No te fíes...

De tu colchón si tiene más de 10 años.

De que el colchón que elegiste hace años siga siendo el más adecuado para ti.
De que la tapicería de tu colchón esté lo suficientemente limpia e higiénica, incluso si ha estado enfundada.
De que con el tiempo tu colchón no tenga ácaros.
De las condiciones higiénicas de tu colchón después de haber transpirado, sufrido enfermedades, etc., durante años.
De que los materiales con los que está fabricado tu colchón mantengan sus propiedades funcionales más tiempo del recomendado por los fabricantes.
De la calidad de tu descanso si tu colchón no está en óptimas condiciones.
De la percepción de confort que puede proporcionar un colchón que ya no es adecuado para tu cuerpo.
De que lo que era bueno para ti hace diez años siga siéndolo en la actualidad.
De las marcas de colchones que prometen una garantía superior a los dos años. Puede ser una promesa irreal. Fíjate en la letra pequeña.
De los colchones "milagro"...

Convierta su cama en el escenario perfecto para su descanso. Déjenos ayudarle a elegir la que mejor se adapte a su comodidad y a su espacio en el que disfrutar de su día a día.

Horario

              

Lunes solo tardes

                           de 17:00 a 20:30 

Martes a Sabados

     mañanas de 10:00 a 13:00 

 tardes de 17:00 a 20:30